Blog Moreira : Nepotismo y queso-borno

Por Humberto Moreira
Flavio Giulio Nepote fue un rey, más que emperador romano, que sólo duró un año reinando -de 474 a 475-, y cinco años después fue asesinado. Dicen que del personaje -por algo será- se deriva el nepotismo, aunque el origen de la palabra viene del latín “nepote”, o sea “nieto”.

Sobre la palabra nepotismo la explicación que suele darse es que se trata de “la preferencia desmedida que algunos funcionarios públicos otorgan a sus familiares y amigos a la hora de realizar concesiones o asignar empleos estatales”…  ¡Como si no lo viviéramos! El nepotismo es práctica constante en este país, gobierne quien gobierne, es decir, blanquiazules, tricolores, amarillos y no digamos verdes o anaranjados; de los del Panal, se cuecen aparte, pero también es ejercicio que practican… Para ejemplo, ahora tenemos otro botón en la persona de Marcos Jonás Larrazábal, hermano mayor del ínclito presidente municipal de Monterrey Fernando Larrazábal, muy a propósito de los casinos… Como sabemos por la filtración de fotos, filmación y amplio reportaje, a don Marcos Jonás lo pescaron “cobrando” buenos fajos de lana en tres casinos regios. Como era de esperarse, prontamente el alcalde regiomontano se deslindó, o sea, desconoció casi que casi al hermano, de quien aseguró que no tenía la más remota idea de cuál fuera su trabajo y que desde luego, en su vida había probado los quesos que aquél dijo que vendía… En tanto el “defensor” del que agarraron con las manos en la masa, que diga, en el billete, no dio lugar a suposiciones: “Mi defendido -Marcos Jonás Larrazábal- sólo estaba cobrando el producto de su trabajo”. Cosa que nadie duda, aunque en realidad pretendió desmentir que aquellos fajos de lana significaran cualquier tipo de soborno que, ya sabemos para lucubraciones las nuestras que luego, luego nos dimos en creer que aquello resultaba ser producto de los famosos derechos de piso de los que tanto se ha hablado a partir de la quemazón del Casino Royale y el asesinato artero de 52 personas que se encontraban en su interior. 
¿De cuántos hermanos, padres, primos, tíos, cuñados, compadres y comadritas hemos escuchado historias en los últimos tiempos y en los no tan últimos? Son jóvenes ya los mexicanos que de niños escucharon hablar de Raúl, el hermano incomodísimo de Carlos Salinas de Gortari, a quien su sucesor y  último presidente priista mandó al bote. Antes de él, era priista, escuchamos hablar a don José López Portillo de su hijo Ramón como “el orgullo” de su nepotismo… Y después llegaron los que nos presumieron que inventaron la democracia: Fox y su primera dama Martita, cuyos hijos de su primer matrimonio hicieron su agosto desde diciembre del 2000, dejándonos aquí en Cuernavaca una muestra de lo que puede el nepotismo, en la blancura de los edificios Altitude que rompieron la panorámica de esta ciudad… En el actual sexenio, el del presidente guerrero de misteriosa estrategia, el cuñadísimo Hildebrando Zavala se incrustó como prestador de servicios en presidencia desde antes de que Calderón se impusiera la banda presidencial -¡Y vaya servicios que presta: ni más ni menos que un programa de informática que captura datos y señales de todos los mexicanos!-. Vino la maestra Elba Ester pactando con Calderón para acomodo de yernos e hijos e hijastros… Y para qué seguir en las alturas, si en lo pequeño, o sea en nuestro entorno morelense, el reparto del nepotismo daba para que la sagrada familia cubriera con sus tentáculos lo inimaginable: la esposa del secretario de gobierno de Adame, la señora Alvarez Mata en el Ayuntamiento de Cuernavaca. Los hermanos de Mayela Alemán, en posiciones de mando. La esposa de Óscar Sergio, de regidora, la esposa del presidente del PAN en la Contraloría del Ayuntamiento…. Y para qué seguir, si es de todos sabido, que en cuanto quedaron desempleados, se les arropó en el gobierno estatal, aún azul… Pero el cambio de color en el Ayuntamiento, no aportó novedades al frente: la gran familia priista no ha dejado de engrosar la nómina en el Ayuntamiento, aunque donde se ha colado el nepotismo es en los bisnes… Hasta el lunes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: