Blog Moreira : Pedro Ferriz Estudios Churubusco, un ícono del cine mexicano

Humberto Moreira foto Pedro Ferriz información

El complejo tiene más de 60 años produciendo grandes películas

“El crimen del padre Amaro” es una de las películas que se ha producido en Churubusco (Cortesía)

  EL UNIVERSAL
viernes 19 de agosto de 2011  11:41 AM

Ciudad de México.- El boom del cine mexicano entre las décadas del 30 y 60 del siglo pasado impulsó la creación de uno de los estudios cinematográficos más representativos de América Latina: Churubusco, un complejo en cuyas instalaciones se guarda la historia de la filmografía local y parte de la regional. 

Surgidos de una asociación entre la compañía estadounidense RKO (Radio-Keith-Orpheum) y el empresario mexicano Emilio Azcárraga Vidaurreta el complejo inició formalmente su operación en 1945 bajo el nombre de Estudios Churubusco Azteca. 

“La mayoría de las películas de la época de oro del cine mexicano se filmaron aquí. Pero no sólo estas sino también bastantes películas norteamericanas, justamente porque ellos acababan de tener el problema de la Segunda Guerra Mundial y entonces vinieron aquí a filmar sus películas”, explicó a dpa Gina Bechelany, funcionaria de los estudios. 

La primera película rodada íntegramente en Churubusco fue “La morena de mi copla” (1945), dirigida por Fernando Rivero, aunque durante su construcción el director estadounidense James A. Fitzpatrick aprovecho dos foros que ya estaban terminados para finalizar “La canción de México” (1944). 

A estos dos films los siguió una cadena de éxitos locales e internacionales entre los que están: “Aventurera” (1949), “A toda Máquina” (1951), “Dos tipos de cuidado” (1952), “Nazarín” (1958), “El Ángel Exterminador” (1962), “Querida encogí a los niños” (1988) , “Liberen a Willy” (1989), “El crimen del padre Amaro” (2002), “Un chihuahua en Beverly Hills”, entre muchos otros. 

“Estamos por cumplir 67 años de fundación, estos son los estudios más importantes que hay en América Latina, aquí se filmaron casi todas las películas de ‘Cantinflas’ y de la época de oro, las calles o pedazos de pasillos del mismo estudio fueron utilizadas para miles de películas”, contó el director de post-producción de Churubusco, Tlacateotl Mata. 

La infraestructura, ubicada en el sur de Ciudad de México, ha cobrado reconocimiento a lo largo de su historia por la calidad de sus nueve foros, laboratorio químico, centro de postproducción digital, salas de regrabación y mezcla, sala para doblaje, bodegas y oficinas, que cuentan con los máximos estándares internacionales. 

Churubusco es uno de los pocos estudios de filmación en los que se pueden trabajar todo tipo de negativos y formatos, según destacan sus funcionarios. 

“Nuestra sala para la mezcla de audio para cine cumple con todos los estándares internacionales. Aquí se han mezclado audios para cine, televisión y comerciales mexicanos, colombianos, brasileños, cubanos, venezolanos y de casi todos los países de la región”, contó Víctor Barragán, encargado del área de regrabación y mezcla. 

“Originalmente empezó como una opción, si no era Hollywood venían con nosotros porque el presupuesto no era tan grande. Hoy en día con el crecimiento de las industrias les queda más cerca a las producciones hacer las mezclas de sonido en los países donde se realizan las filmaciones, pero cuando hay chance (oportunidad) de hacer una producción prefieren venir a hacerlo acá”, agregó. 

En 1994 los estudios, a cargo del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), tuvieron su primera gran remodelación a nivel arquitectónico y tecnológico, con el que se introdujeron equipos de última generación. 

“En los años 70 tu podías venir de visita y aquí había un pueblo vaquero, estaba la alberca (piscina), una especie de zoológico con los animales que se utilizaban para las películas, eso era también un atractivo de la ciudad”, contó Bechelany. 

La presencia de figuras estelares en rodajes de películas en el complejo y otras locaciones también se ha convertido en un gancho para atraer turistas a la nación norteamericana. 

“En Apocalypto (2006) Mel Gibson estuvo haciendo sus mezclas de audio y trabajando en los estudios. En el estado de Veracruz este rodaje atrajo muchos turistas”, comentó la funcionaria. 

Aunque actualmente no se ruedan películas con la misma frecuencia que en la época de oro del cine mexicano, los estudios siguen siendo utilizados en gran medida para hacer post-producción de films, así como para grabar comerciales, concursos nacionales e internacionales y series, como es el caso de Capadocia, que se realiza en el complejo. 

“El cine mexicano no se puede separar de los estudios Churubusco, por más que en los últimos 10 o 15 años los estudios han tenido mucha competencia de estudios pequeños privados, justamente por todo este proceso digital que se usa ahora para terminar las películas, y que antes se usaba para los comerciales y la televisión, al menos en México”, declaró Mata. 

La “ciudad del cine”, como se consideró por muchos años a Churubusco, sigue siendo uno de los centros emblemáticos del séptimo arte mexicano y latinoamericano, en cuyas instalaciones se ruedan en promedio por año entre tres y cinco películas. Dos de las últimas filmaciones que se hicieron el año anterior fueron “El Infierno” y “Chicogrande”. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: